En la primavera del 2001, unos amigos, estudiosos de varias disciplinas reunidos alrededor de la cátedra de Estética de la Facultad de Ciencia de la Formación de la Universidad de Catania, piensan en concebir Perelandra, una revista caracterizada por ser interdisciplinaria. La Estética, por naturalezza, es una disciplina de amplios horizontes; la apuesta, ganada o perdida que sea seran los lectores en decidirlo, era encontrar argumentos capaces de juntar estudios y sensibilidades diferentes. Historia, arte, arquitectura, filosofía, sociología: los redactores, estudiosos de cada disciplina, se cotejan con respecto a cada ensayo, consiguiendo el resultado de moderar la natural tendencia de cada especialista a los tecnicismos y al jergal, y de dar a cada numero de la revista una peculiar cifra estilística y de contenidos. Lo multidisciplinario, sujetado por la amistad entre los redactores, ha sido garante para la articulación de los conocimientos y de las competencias dirigida hacia la formación de una saber de caracter humanístico.

Durante los cuatro años de trabajo, la redacción ha crecido con la llegada de nuevos colaboradores que enriquecieron la revista con nuevos temas, sin por eso cambiar la fisonomía de fondo. La revista tuvo que interrumpir las publicaciónes durante un tiempo bastante largo por complejos hechos editoriales; la intuición que animó la primera serie de la revista queda todavía activa y viva, y es la que hoy ha llevado al renacimiento de Perelandra y a la creación de este sitio, que tiene dos objetivos: ofrecer en forma telematica los numeros, ya agotados, de la primera serie de la revista; acoger los numeros de la nueva serie en preparación.

La nueva serie de Perelandra, aprovechando de la primera experiencia, nace con una estructura mejor planeada y con objetivos ambiciosos; además de la redacción hecha por siete personas y la ilustradora, la revista tendrà un comité cientifico y numerosos colaboradores que actuan como referee de los ensayos que se van a publicar; el sitio, tal cual la revista, será internacional, con escritos en italiano, ingles y español, y abstracts y índices en ingles; junto a la revista imprimida se entregarán, gratuitamente, los numeros de Perelandra en este sitio, para que sea un lugar virtual donde cualquiera pueda continuar a leerla.

Las diferencias entre la primera y la segunda serie de Perelandra, sin embargo, no se acaban en su organización, asì como se puede ver en los diferentes subtítulos, desde el mas genérico “Semestral de cultura y ideas” de la primera serie, hasta el mas preciso “Teoria y forma de la contemporaneidad” de la nueva serie. La revista pues quiere ser un instrumento de análisis y critica de la contemporaneidad, análisis y critica equilibradas y constructivas sin por eso ser manieristas. Lo contemporáneo es el horizonte para las reflexiones propuestas; la teoria y la forma se refieren a los modos teoréticos y plásticos en que lo contemporáneo se articula y se puede entender.